Noticias

El Método Aymar

Jueves 22 de Noviembre de 2018, a las 13:29 hs.

La ex Leona brindó la cuarta edición de su Campus en Santa Fe. Fueron tres días donde trabajó con 150 chicas. Testimonio de la rosarina.

Santa Fe recibió la cuarta edición del Campus de Luciana Aymar. A lo largo de tres días, 150 jóvenes de entre 9 y 17 años, tuvieron la oportunidad de aprender y mejorar junto a la ex Leona. El escenario fue El Quillá entre viernes y sábado, mientras que el domingo se realizó la jornada final en el Centro Deportivo Jerárquicos por las adversas condiciones climáticas.

La calificada jugadora rosarina compartió todas sus experiencias y enseñanzas durante tres intensas jornadas. Hubo chicas de diferentes clubes de Santa Fe como Atlético Franck Banco, CRAI, El Quillá, La Salle, SFRC, Hockey Solidario, Provincial de Rosario como así también de diferentes puntos del país (Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires).

En relación a la actividad, Aymar sostuvo queHacía muchos años que no volvía a Santa Fe. La idea fue entrenar bastante. Fue un campus bastante exigente, donde se especializó en la parte técnica, física y coordinativa en general. Lo más importante que intentamos fue desarrollar los valores del deporte que son una escuela de vida y lo que más me enseñó a crecer como persona y deportista en mi carrera deportiva, como el respeto, el compromiso, ser solidario con mis compañeras. Queremos que sea un puente hacia el alto rendimiento. Se hicieron entrenamientos en doble turno, intentamos que lleguen a sus límites y los entrenen”.

Sobre la actualidad del hockey manifestó queEn mis 20 años en el seleccionado, me tocó atravesar todos los cambios, tanto de reglamento como de técnica. Jugué en césped natural y competí en alto rendimiento sobre sintético. Tuve que aprender y entender las diferentes técnicas. Son dos hockeys totalmente diferentes. Cada vez se hace más dinámico, atractivo y de constante aprendizaje de nuevas habilidades. No es lo mismo que las jugadoras crezcan jugando en césped natural que lo hagan sobre sintético”.

Además, la rosarina resaltó el crecimiento exponencial que hubo.Me sorprendo hasta donde llegó el hockey en nuestro país. En Sidney 2000 el hockey explotó con nuestro desempeño en los Juegos Olímpicos al llegar a una final, pero fue una generación que venía entrenando desde 1997. Es una alegría enorme ver que en Las Leonas llegan jugadoras cada vez más jóvenes y muy entrenadas, con una mentalidad muy competitiva. Y eso tiene que ver con la magnitud con la que se desarrolló este deporte. También detalló que “en algunos clubes de Buenos Aires hay lista de espera para poder entrenar y practicarlo. Me llena de satisfacción que sea el deporte numero uno entre las chicas. Pero a nivel mundial, es totalmente diferente, se practica más en caballeros. Pero me pone muy contenta que acá entre los chicos creció bastante”.

Sobre estar alejada del alto rendimiento, la rosarina explicó que “No es fácil. Como deportista, siento que me falta la adrenalina y la competencia que es irremplazable. Pero hoy priorizo mi vida y proyectos personales. Fui de las pocas jugadoras que llegó a jugar tantos años. Tuve la suerte de tener un físico privilegiado y una mentalidad  muy fuerte que me acompañó todo el tiempo”.

Aymar también se refirió al momento de Las Leonas.Hoy el liderazgo en el seleccionado se distribuye en todas las jugadoras. Antes estaba más marcado en algunas. Ahora se divide entre Belén Succi, Delfina Merino, Martina Cavallero, Florencia Habif, Carla Rebecchi que ahora volvió. Están en un proceso de transición con un recambio de generación importante. En técnica, Argentina y Holanda están un paso por encima del resto. Pero con eso no alcanza. Hace falta cabeza, táctica, compromiso, empatía grupal para ganar los torneos”.

Por último, se refirió a la posibilidad de insertarse en la política deportiva.Siempre voy a estar para ayudar a la Confederación Argentina. Pero creo que en el deporte argentino deben llamar a deportistas conocidos y más emblemáticos que sean modelo de los más jóvenes, como sucedió por primera vez en los Juegos de la Juventud con el Comité Olímpico Argentino e Internacional del cual yo era embajadora. De esa manera, ayudas a motivarlos. Todas las Confederaciones argentinas deberían aprender de ese hecho, para empezar a convocar a ex jugadores/as para que entren a sus federaciones y no tener miedo a que le saquen protagonismo. Recién ahora está pasando con el tenis, mediante la inclusión de Gabriela Sabatini y otros ex jugadores, pero ¿cuánto tiempo  tuvieron que esperar para que eso pase? Todavía eso no sucede en otras confederaciones por reglamentos u otros motivos que impiden que los deportistas estén donde deberían estar. Mucha gente que dirige esas confederaciones no ha estado en el alto rendimiento. Es muy difícil manejar un seleccionado de esa manera. Hoy todas las confederaciones deberían ser semiprofesionales. El deporte es semiprofesional en nuestro país. Tiene que ser así, cambiar y permitir que ingresen aquellas personas que estuvieron en el alto rendimiento que son los que entienden a los deportistas.   

Foto: Milagros Mercado
Fuente: Prensa ASH